VIETNAM

El gobierno vietnamita, al igual que el de mu- chos países autoritarios, se debate entre el de- seo de un desarrollo económico impulsado por las nuevas tecnologías y el miedo a la ines- tabilidad política que pueden causar. Vietnam, con acceso a Internet desde finales de los 90, cuenta con las infraestructuras e instituciones para Internet desde mediados de la década de 2000. La creación del Comité Directivo Nacio- nal para las Nuevas Tecnologías de la Informa- ción y la Comunicación (TIC) y el lanzamiento del Plan Nacional para el Desarrollo de las TIC, en 2005, llevó al desarrollo de Internet en el país. Una expansión de la red que ha coincidi- do con la aparición de blogs y cibercafés, pero también de herramientas de seguimiento y control de los internautas.

A día de hoy, el Partido Comunista de Vietnam (PCV) amplía sus miras en el campo de las te- lecomunicaciones, un mercado muy dinámico en Vietnam. Cada vez hay más usuarios de la red y, en Hanoi y Ho Chi Minh City, el 95% de los habitantes de 15 a 22 años tienen acceso a Internet. La juventud de la población viet- namita y la urbanización del país auguran una explosión del número usuarios de Internet en los próximos años.

Calidad y velocidad de Internet

Pero, a pesar de todos estos factores, Internet “no despega” en Vietnam. Su calidad y veloci- dad son inferiores a las de otros países asiáti- cos y, según el informe Akamai 2012, Vietnam tuvo una velocidad de conexión de 1,25 Mbps en el tercer trimestre de 2012, por detrás de Tailandia y Malasia, y muy por debajo de la media internacional, de 2 de 3 Mbps. La velo- cidad de conexión ha disminuido desde princi- pios de 2012 por una simple razón: el Partido Comunista limita voluntariamente la velocidad de la re, a través de los proveedores de servi- cios de Internet (ISP) que controla.

Proveedores de acceso en manos del Partido Comunista

La mayor parte de los 16 proveedores de servi- cios de Internet está directa o indirectamente controlada por el Partido Comunista. Viet Nam Post y Telecommunications (VNPT) posee el 74% del mercado y pertenece al Estado, como Viettel (propiedad del Ejército Popular Vietna- mita). FPT Telecom es una empresa privada, rinde cuentas al Gobierno y depende del ancho de banda asignado por los líderes del mercado.

Hay una distinción entre los proveedores que pertenecen a particulares, empresas de acce- so a Internet, y los Puntos de Intercambio de Internet(IXP)queproporcionanelanchode banda a los ISP. Según la ley vietnamita, aun- que las primeras puede pertenecer a empresas privadas, estas últimas tienen la obligación de ser statales. Un sistema que permite a las au- toridades decidir qué contenidos estarán ac- cesibles, bien por las empresas privadas que poseen, bien por los puntos de intercambio.

Dispositivo de vigilancia

Los proveedores de acceso a Internet son las primeras herramientas de control y vigilancia en Vietnam. Bloquean el acceso a sitios con- siderados no aptos por el régimen. Utilizan la técnica de bloqueo DNS (Domain Name Server) que elimina el acceso a un sitio por el nombre de dominio utilizado. El bloqueo del DNS afec- taalsitioalcompleto,nosólounapáginaen particular, y cada proveedor tiene la posibilidad de eliminar un contenido sin coordinarse con otros actores del mercado

Por ejemplo, Facebook se censura en VNPT, mientras que los otros dos principales provee-

dores permiten su acceso. El centro de inves- tigación OpenNet Initiative ha estudiado los sitios censurados en Vietnam, en 2012 y ha descubierto,entreotraswebs,hayalgunasde de periódicos, blogs (vietnamitas y extranje- ros), páginas de oposición política, de dere- chos humanos, etc.

Algunos blogueros utilizan un software (proxy, VPN, Tor) para evadir la censura. Pero estas herramientas no siempre son fiables. Las auto- ridades tienen la capacidad de inutilizar estas soluciones mediante el bloqueo de los puertos del transporte de datos cifrados. Los blogue- ros controlados por el régimen sufren ataques “Man-in-the-Middle”, cuyo objetivo es inter- ceptar los datos enviados al acceder a páginas seguras (https).

Este tipo de ataque puede realizarse desde los administradores de red vietnamita, es decir, losISP,ynoesraroquesepirateenlascontra- señas o que la conexión a Internet se ralentice durante los días en que los disidentes están detenidos o se enfrentan a procesos judiciales.

Suscripción y datos personales bajo control

Para suscribirse a una línea fija (de teléfono e Internet), debe proporcionarse una cantidad de datos personales que incluyen la fecha de nacimiento, el número de teléfono, trabajo, empresa para la que se trabaja y comprobante de domicilio. En Vietnam la única prueba que justifica un domicilio es el “hô khâu”, un docu- mento que emite la policía y permite el control de la población. Sin el “hô khâu” no es posible alquilar un piso, encontrar un trabajo oficial o abonarse a Internet. Sólo tres países en el mundo utilizan este tipo de documento: China, Corea del Norte y Vietnam.

Teléfono móvil bajo vigilancia

Los principales proveedores de acceso a Inter- net son también los proveedores de la tele- fonía, fija o móvil. Los ingresos aproximados del mercado de la telefonía móvil en 2012 al- canzaron los 500 millones de dólares. Vietnam cuenta con 119 millones de suscriptores para 91 millones de habitantes, y tres grandes ope- radoras móviles, como Vittel que tiene el 90% del mercado, todas controladas por el Estado.

Según el informe de Freedom House, de julio de 2012, el 91% de los internautas encues- tados accedían a internet a través de su dis- positivo móvil. Pero navegar por Internet a través del móvil es menos seguro y se puede controlar más fácilmente, sobre todo cuando el Estado tiene operadores. El mismo informe acusa al gobierno de escuchar las conversacio- nes de los ciudadanos y de crear listas negras de internautas, calificados como “activistas” o “reaccionarios”. Algunos han visto cortado su acceso a Internet o a la red telefónica.

Un arsenal jurídico liberticida

La ley de prensa de 1989 es clara sobre el pa- pel que debe desempeñar la prensa en Viet- nam. “La prensa en la República Socialista de Vietnam incluye todos los medios necesarios para la vida social, es la voz del Partido, el Go- bierno y las organizaciones sociales, así como una plataforma para la expresión de la volun- tad del pueblo”. Esta legislación determina el espacio que debe ocupar la prensa tradicional y las publicaciones en Internet. La libertad de prensa, la libertad de expresión y el derecho a la información están recogidos en el artículo 69 de la Constitución vietnamita de 1992, pero, en la práctica, estas libertades se ven mer- madas si contradicen la linea marcada por el Partido Comunista Vietnamita.

En la Ley de 1989, y el Decreto 55/2001/ND- CP, de agosto de 2001, se sentaron las bases para una red controlada por el Partido Comu- nista. El artículo 6 establece que la información publicada en Internet debe cumplir la Ley de Prensa; el artículo 8 del Decreto establece cla- ramente que “los organismos competentes es- tatales procederán al control de la información en Internet”; su artículo 11 prohíbe el uso de Internet para oponerse a la República Socialis- ta de Vietnam; y el decreto también establece que los puntos de intercambio de Internet (ver más arriba) no puede pueden ser de otra pro- piedad sino la estatal (artículo 13). En 2003, un nuevo decreto (92/2003/QD-BBCVT) prohi- bió “enviar o recibir material antigubernamen- tal”. El decreto también requería a los dueños deunsitiowebenInternetqueseregistraran en el Centro Vietnamita de Información en In- ternet, vinculadoalMinisteriodeInformación yComunicación.Desdejuniode2006(Decreto 56/2006/ND-CP), los periodistas y los blogue- ros están obligados a respetar la “linea revolu- cionaria”, so pena de ser acusados de “difundir

ideología reaccionaria” o de difundir “propa- ganda contra la República Socialista de Viet- nam”, un delito castigado con penas de 3 a 20 años de cárcel y multas de 2.000 dólares.

Los cibercafés son muy pululares en Vietnam, y están sujetos a estrictas regulaciones. En 2010, un Comité Popular de Hanoi obligó a los propietarios de cibercafés a instalar equipos de vigilancia aportados por el Gobierno para vigi- lar las actividades de los usuarios en Internet y proceder al bloqueo de algunos sitios web. Los visitantes deben proporcionar su tarjeta de identidad y los cibercafés tienen la obliga- ción de conservar sus datos por si los quisieran controlar las autoridades. Según fuentes de Reporteros Sin Fronteras, los responsables de los cibercafés suelen hacer la vista gorda ante estas obligaciones por razones económicas y los clientes cambian de establecimiento cuan- do se les pide su identidad. Sin embargo, los cibercafésestánobligadosaconservartodoel historial de navegación de sus usuarios.

Enabrilde2012,ReporterosSinFronterasde- nunció un proyecto de Decreto sobre la ges- tión, prestación y utilización de servicios de Internet. El Decreto venía a reemplazar uno de

2008 (que a su vez reemplazó a otro del 2001) y tenía como objetivo:

  • Eliminar el anonimato en Internet, quedando prohibido a los internautas ocultar sus datos o aportar datos ficticios.
  • Prohibir el uso de nombres falsos en redes sociales.
  • Pedir a los administradores de un sitio web que denuncien a las autoridades las activida- des ilegales que en él se produzcan.
  • Obligar a los blogueros a registrarse con su verdadero nombre (a menudo utilizan alias en un intento de escapar de la vigilancia).
  • Exigir a las empresas extranjeras que esta- blezcan sus centros de datos en Vietnam.
  • Exigir a las empresas extranjeras que pro- porcionen información personal de sus usua- rios (nombre, apellidos y dirección) y cooperen con las agencias gubernamentales.

Control en el corazón de las instituciones

Las decisiones sobre Internet emanan princi- palmente del Ministerio de Información (MIC) y del Ministerio de las Comunicaciones y Segu- ridad Pública (MPS).

  • Ministerio de Información y Comunicación (Fuente: Libro Blanco 2011 sobre Información y Comunicación en Vietnam): El MIC dirige el principal proveedor de acceso a Internet, el Vietnam Internet Network Information Center y publica la mayoría de los decretos sobre In- ternet. Este ministerio trabaja con el Comité Directivo Nacional para las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación, presidido directamente por el Primer Ministro.
  • Ministerio de la Seguridad Pública: Este de- partamento gestiona más la legislación y las sanciones sobre publicaciones “reaccionarias” que los verdaderos problemas “técnicos” rela- cionados con la supervisión de la red. Dirige a la “ciber policía” Cong An Mang (CAM), fundada originalmente para luchar contra el delito infor- mático, como el fraude de tarjetas de crédito, hacking, etcétera. Pero en la actualidad posee la facultad de bloquear blogs o webs incómo- das y de detener a sus responsables. Según el teniente coronel Dinh Hữu Tan, jefe de la ofici- na de “política de seguridad interna” de Hanoi, el papel de la policía es “vigilar los contenidos deInternet, decualquierforma,detodaslas publicaciones, incluidos artículos de periódicos o comentarios de blogs”. El control de Internet es oficial, pero los métodos empleados por la ciber policía siguen siendo desconocidos.

“Ciber Ejército”

A pesar de las leyes e instituciones relaciona- das con la vigilancia y la censura de Internet, y de la fuerte represión a los informadores, la red vietnamita ha demostrado una vitalidad poco común. En el país florecen los blogs po- líticos y sociales que las autoridades intentan controlar con un “ciberejército” comprometido con la lucha contra los “antipatriotas y reaccio- narios”. Este “ciber ejército” no es un órgano oficial del gobierno, pero se estima que hay más de 80.000 “guardias rojos” o “espías in- formáticos” en el país.

En el modelo chino, esta milicia impone la pro- paganda del régimen y denuncia ante las auto-

ridades las actividades de blogueros, activistas e internautas. Millares de “ciber soladados”, nombrados oficialmente, tienen la misión de infiltrarse en las redes sociales y blogs de los informadores.

Violaciones de la libertad de información

El blog, un fenómeno que tiene mucho segui- miento entre los vietnamitas, es el primer ob- jetivo de las autoridades. Huynh Ngoc Chenh (nominado premio internauta 2013) resume la situación: “Todas las comunicaciones es- tán controladas por el Estado, las opiniones opuestas al él no se hacen públicas, la libertad de expresión es prácticamente inexistente en Vietnam, así que muchas personas utilizan los blogs para difundir sus propias opiniones. Pero estos blogs son cerrados por el gobierno, y muchos blogeros detenidos y sus familias per- seguidas”, El blog es sin duda un gran espacio para la expresión en Vietnam, pero también blanco de fuertes sanciones.

En septiembre de 2012, se promulgó el decre- to 7169/VPCP-NC, directamente dirigido tres

de los blogs más influyentes en Vietnam: Dan- lambao y Biendong Danglambao. Sus autores, que escribían bajo seudónimos, se enfrentan ahora a penas de prisión si se descubre su ver- dadera identidad. El anonimato es generaliza- da en la blogosfera vietnamita, pero el Partido Comunistautilizadatodaslasherramientasde control a su alcance para descubrir la identidad de algunos glohueros, que ahora se somenten a pesadas penas de cárcel si se descubre su identidad.

Fue el caso de Le Nguyen Sang y Huynh Ngu- yen Dao, en 2006. A pesar de firmar con seu- dónimos fueron identificados por la policía y condenado a cuatro años y medio de prisión. Tran Huynh Duy Thuc, en 2009, y Lu Van Bay, en 2011, también fueron detenidos cuando firmaban sus artículos con nombres falsos. El primero está cumpliendo 16 años en prisión, mientras que Lu Van Bay, que ha llegado a uti- lizar cuatro seudónimos difirentes, fue conde- nado a cuatro años de cárcel.

Posibles soluciones técnicas

Para proteger su anonimato, es preferible utili- zar proxies VPN, que pueden evitar el bloqueo.

El uso del servicio de correo anónimo, como Hushmail o riseup.net acoplado el sistema de cifrado PGP también puede ser útil.

Deben evitarse las conversaciones o teléfonos VoIP. La vigilanci en Vietnam es también física yunamaneradeinterceptarconversaciones telefónicas o de VoIP es el uso del micrófono de largo alcance desde los alrededores de los- domicilios de los presuntos activistas. El uso de un servicio de mensajería instantánea, el chat de Google, ICQ, IRC, Yahoo, etc. junto con el software de cifrado como OTR puede frustrar este tipo de control.