TROVICOR

Trovicor es uno de los proveedores más impor- tantes de soluciones legales de interceptación de contenidos en el mundo y pretende equipar a más de 100 países. La sociedad fue interro- gada en una audiencia en el Parlamento Eu- ropeo, en 2010, sobre su implicación en Irán, en Bahréin y en Siria, donde se encarcelan y torturan regularmente a periodistas e inter- nautas, gracias a la utilización de tecnologías vendidas por sociedades occidentales.

Hasta 2009, Trovicor era conocida por su anti- guo nombre, Nokia Siemens Networks (NSN), y “Division for Voice and Data Recording”, den- tro de “Siemens AGE”. Está dirigida por Johann Preinsberger, mediante la sociedad Ickehorn Asset Management, con sede en Munich y fi- liales conocidas en Suiza, Dubai, Islamabad, Kuala Lumpur y Praga. Tiene un total de 170 empleados.

La sociedad

Creada en 1993, con el nombre de Department for Voice and Data Recording, es uno de los primeros proveedores en el mundo de equipos de vigilancia. Esta antigua división operativa de la empresa alemana Siemens, provee a las

autoridades de más de 100 países centros de vigilancia y materiales de interceptación. Des- de 2007 está unida a Nokia Siemnes Networks y, en 2009, fue cedida a una sociedad de ges- tión llamada Trovicor, que se comprometió a mantener los contratos de Nokia Siemens Net- work. Fue el principal e sponsor del mayor sa- lón de exposición del mundo de materiales de vigilancia y censura, el ISS World MEA 2013, de Praga.

Barry French, un representante de Nokia Sie- mens Network, explicó, en una ponencia en el Parlamento Europeo, que “los centros de vigi- lancia son, desde nuestro punto de vista, más inquietantes(quelosequiposdeinterceptación legal) y levantan más problemas relacionados con los derechos humanos que no estamos en condiciones de tratar. Nuestra competencia no es trabajar con los organismos de aplicación de la ley, que no son nuestros clientes habi- tuales. Estos organismo podrían tener interés en extender las funciones de los centros de vigilancia más allá de los niveles estándar de interceptación legal”.

Numerosos elementos permiten sostener la te- sis de una colaboración entre Trovicor y otras

sociedades, que le proporcionarían soluciones como los caballos de Troya. Las herramientas de Trovicor se basan en sistemas innovadores desarrollados por la empresa y están pensa- das para integrar las soluciones más efectivas, proporcionando así una plataforma flexible para detener a criminales.

Expediente

Los centros de vigilancia de Trovicor son ca- paces de interceptar todas las comunicaciones estándar del European Telecommunications Standards Institute (ETSI), es decir, las llama- das telefónicas, los servicios de mensajes de texto, las llamadas VOIP, así como el tráfico en Internet. Sin embargo, no pueden espiar datos almacenados en discos duros. Trovicor propo- ne soluciones de tratamiento de grandes canti- dades de datos gracias a Intelligent Platforms. La empresa pone también ofrece un progra- ma de evaluación de la red y de la estructura de Internet en un país, para ofrecer solucio- nes de vigilancia a medida, así como forma- ciones adaptadas a las autoridades (LifecCicle Management). En caso de fracaso, asegura el mantenimiento del sistema y el desarrollo de opciones sobre el material instalado.

Implicaciones en Bahréin

Segúndiversosmedios decomunicaciónyor- ganizaciones de defensa de los derechos hu- manos, Bahréin tiene centros de vigilancia que han conducido a la prisión y tortura de perio- distas y activistas. Fuentes anónimas de Trovi- cor (que trabajaban antes para Siemens) han confirmado que ésta vendió equipos en 2006 y que Trovicor aseguró su mantenimiento. En sesiones de tortura a prisioneros, como Abd Al Ghani Khanjhar, les fueron mostradas co- municaciones privadas, como SMSs, correos electrónicos y conversaciones telefónicas. Es- tos elementos han sido manifiestamente ob- tenidos por el programa de interceptación de contenidos que tiene Bahréin.

El European Center for Constitutional and Hu- man Rights, Privacy international, el Bahrein Center for Human Rights, Bahrein Watch, y Reporteros Sin Fronteras llevaron a Trovicor ante las instancias alemanas de la OCDE para que investigasen el papel de la empresa en Bahréin.

Implicaciones en Irán

En 2009, Nokia Siemens Network proporcio- nó equipos a las autoridades iraníes, y, cuando la empresa suspendió la venta de sus centros de vigilancia, Trovicor continuó asegurando el mantenimiento de los ya implantados.

Nokia Siemens Network sigue presente en Irán, donde asiste a las redes de teléfonos mó- viles. La empresa anunció, a finales de 2011, que ponía fin a sus actividades en el país.

Otras implicaciones

Según informes de diversos medios de comu- nicación, en 2000 y en 2008, Trovicor propor- cionó centros de vigilancia a Siria.

Se sospecha que Yémen también ha compra- do centros de vigilancia a Trovicor. En 2010, la empresa pidió la protección de su marca en el país, lo que muestra que Trovicor tiene intere- ses allí.

Trovicor tiene una filial oficial en Kuala Lumpur y, en 2009, la empresa pidió una protección de su marca en el espacio económico malasio.

En Alemania, Trovicor proporciona equipos de interceptación legal para la policía de Baviera.