AMESYS

Amesys, sociedad francesa de seguridad in- formática, ha vendido subproducto, el sistema Eagle, a la Libia de Gadafi. Esta tecnología fue utilizada para vigilar a periodistas y activistas de derechos humanos. La empresa ha sido lle- vada ante la justicia francesa por la Federation Internationale des Droits de L ́Homme (FIDH), por complicidad en torturas.

La sociedad

Amesys es una sociedad francesa creada en 1979 bajo el nombre de i2e. Está especializa- da en tecnologías de la Información. En 2004 cambió de nombre y se transformó en Amesys.

En 2010 fue comprada por la sociedad france- sa de informática Bull.

En 2011 una ONG de defensa de los derechos humanos, la FIDH, la acusó de complicidad con torturas.

En 2013 Amesys cedió su sistema Eagle a una tercera sociedad, Naxos. Eagle se desarrolla y comercializa ahora por un grupo de antiguos empleados de Amesys, bajo la dirección de Stephane Salies, antiguo director de Bull.

Expediente

El sistema Eagle permite a los agentes gu- bernamentales vigilar el tráfico de Internet y almacenar datos de conexión para ponerlos a disposición de la policía o de agentes de infor- mación.

Según el manual proporcionado por Amesys “la tecnología Eagle está pensada para ayudar a las autoridades a aplicar la ley, y a los or- ganismo de información a reducir el nivel de criminalidad, protegerse de una amenaza te- rrorista e identificar todo potencial ataque a la seguridad de un país”.

La solución Eagle está compuesta de una red de análisis, de varios sistemas de almacena- miento y de centros de vigilancia para anali- zar los datos. El software permite la creación de fichas individuales, una por cada objetivo. Cuando los rebeldes libios penetraron en los locales de la policía secreta de Gadafi encon- traron ejemplares de este tipo de fichas. El sis- tema Eagle se basa en la tecnología de “Deep packet inspection” (técnica de análisis en pro- fundidad del contenido que circula en una red), y puede analizar cualquier tipo de actividad re-

pág. 50EMPRESAS ENEMIGAS DE INTERNET

AMESYS

lacionada con una web. Según Amesys, las di- ferentes actividades que pueden inspeccionar- se son el correo electrónico (smtp, pop, imap, y webmail), los servicios VOIP, protocolos de mensajería instantánea, las solicitudes envia- dasalosbuscadores,yelconjuntodeltráfico web-http.

Implicaciones en Libia

Los productos Amesys se han encontrado en Li- bia, donde la empresa tenía un contrato con la sociedad secreta de Gadafi. Los reporteros del Wall Street Journal encontraron manuales de utilización del sistema Eagle, así como archivos individuales de ciudadanos libios, entre ellos el del periodista libio Khaled Mehiri. El Wall Steet Journal demostró que sus correos electrónicos, entre ellos algunos intercambiados con Al Ja- zeera, y sus publicaciones en Facebook, habían sido vigilados durante meses por herramientas de Amesys. En enero de 2011, mientras termi- naba la Primavera Árabe en Tunez, y comen- zaban a aparecer problemas en Libia, Khaled Mehiri fue convocado por agentes del régimen y sometido a presiones para disuadirle de pu- blicar declaraciones de militantes anti-Gadafi. Tras esta detención siguió vigilado y, por miedo

a la seguridad de su familia, tuvo que ocultarse durante meses hasta que terminaron los en- frentamientos en Libia.

La FIDI ha denunciado a Amesys por compli- cidadentorturas,ennombredecincociuda- danos libios, espiados por medio de Eagle. “La cámara de instrucción ha confirmado que ha- bía material para instruir el caso, a pesar de los obstáculos puestos por el fiscal de París, vi- siblemente reticente a permitir una instrucción imparcial e independiente en este asunto”, de- claró Patrick Baudouin, abogado y presidente de honor de la FIDI.

En septiembre de 2011, Amesys publicó un comunicado reaccionando a las informaciones aparecidas en varios medios de comunicación sobre sus actividades en Libia.